EL PAN SE INCLINA POR LO SALUDABLE

Mitos y realidades

Fecha: 

Sábado, Febrero 17, 2018

El pan es un poderoso carbohidrato y, como tal, aporta una gran parte de la energía que se requiere para la vida diaria. 

La creciente preocupación por el sobrepeso y la apariencia hace que algunas personas tomen la decisión de limitarlo o eliminarlo de su dieta. Sin embargo, la realidad es muy distinta, ya que el verdadero problema se presenta con los ingredientes añadidos, como la grasa y el azúcar, presentes en algunas variedades tradicionales, de gran demanda en nuestro mercado. No se trata, entonces, de eliminar su consumo, de limitarlo, se trata de combinarlo con otras presentaciones saludables que nos porporcionan todos los beneficios necesarios para mantener el equilibrio adecuado del organismo. El secreto está en consumirlo en su justa medida, dosificando la cantidad, aprovechando la variedad y sin desterrarlo de las preferencias diarias. En Colombia, el consumo de harinas es relativamente bajo comparado con otros países como Chile y Argentina. Esto, en parte, sucede porque se desconocen las bondades de la harina, de su ingrediente principal, el trigo. Según cifras del gremio en Colombia, se produce más de 900 mil toneladas de harina de trigo al año, y se consume un promedio de 26 kilos de trigo por habitante.

Pero, ¿qué contiene la harina?

Las harinas ayudan a tener un estado equilibrado del organismo. Su aporte en el desayuno, a través de alimentos, como el pan, es crucial en el inicio de las actividades diarias por su poder energético. Estudios demuestran que suprimir las fibras vegetales, cereales y la harina de la alimentación, contribuyen a la aparición de algunas enfermedades, y de un proceso de deterioro físico y mental. El pan, por ejemplo, posee dentro de sus ingredientes acido fólico y vitamina B, que ayudan a prevenir defectos de nacimiento en el cerebro y la médula espinal. Si bien para muchos el consumo de harina requiere de una supervisión médica, las harinas integrales les brindan la posibilidad de obtener productos ricos en fibra y con un alto valor nutritivo por su contenido proteínico. En cambio, deben disminuir el consumo de harinas fritas, que tienen un alto contenido de grasas saturadas, como papas fritas o empanadas.

NUTRIR ANTES QUE ENGORDAR

El pan es uno de los alimentos preferidos. Por su contenido de harina, ofrece un sinnúmero de opciones saludables, que marcan tendencia hoy en día. Los hay sin ingredientes artificiales o conservantes, hechos con harina integral. El pan integral, además, tiene la cualidad de producir sensación de saciedad por periodos de tiempo más largos, gracias a las fibras que controlan la absorción de los hidratos de carbono complejos en el intestino. De este modo, se evita ingerir alimentos con más cantidad de calorías.