Las preocupaciones del consumidor de hoy son las claves para innovar

Fecha: 

Lunes, Abril 2, 2018

Las claves de consumo innovador se evidenciaron en el Salón Internacional de la Alimentación (Sial 2016), un espacio que se reconoce mundialmente por la inspiración que representa para la industria alimentaria.

 

En el marco del Sial 2016 (Salón Internacional de la Alimentación), XTC, la consultora en innovación, analizó miles de nuevos productos presentados por los expositores en este escenario. Los productos seleccionados fueron estudiados desde la perspectiva de las principales tendencias mundiales de innovación alimentaria, la cual, según sus conclusiones, debe combinar la tranquilidad de la simplicidad con una sofisticación de alto rendimiento y el arte de hacer más con menos, para satisfacer los retos del siglo XXI. En particular, a los consumidores se les recomienda comer saludablemente y, en lo posible, acompañado, como parte de una rutina saludable. Se insiste también en comer glamurosamente y de forma práctica.

EL PLACER EN PRIMER LUGAR

En la actualidad, una oferta innovadora es sinónimo de más placer, de salubridad, de garantías éticas y solidarias, de mayor servicio al cliente, de optimización de recursos, de promover ingredientes naturales, de reducción de ingredientes, de limitar y acortar los procesos de producción y de controlar los residuos. La innovación celebra los alimentos asequibles, que son fáciles de comprar y que, en el entorno actual, hacen la vida más fácil y más divertida. La nostalgia está de vuelta, una nueva nostalgia marcada por los tiempos modernos. El producto es resaltado por su simplicidad. La naturalidad es el elemento clave que garantiza el placer de una alimentación saludable. Los productos más naturales deben ser, a su vez, más tranquilizadores y transparentes en cuanto a la procedencia de sus ingredientes, los procesos de fabricación y las metodologías de producción. Los ingredientes naturales son una garantía de salud, aumentan los niveles de energía y fortalecen el sistema inmunológico.

La alimentación saludable es una expectativa básica en todos los países. En la actualidad, 66% de los consumidores, 13% más que en el 2012, consideran probable el riesgo de que los alimentos dañen su salud, por lo que se elevan sus expectativas frente a productos simples y no demasiado elaborados, que no contengan ingredientes potencialmente nocivos y que puedan ser destacados por su origen. De otro lado, se mantiene un gran interés en los productos con beneficios funcionales, que ayudan a mantener la salud esencial. Entre los 15 criterios más importantes que animan al consumidor a la compra de un producto en lugar de otro se encuentran las exigencias de “placer”, “salud” y “comodidad”. El impacto ambiental de un producto suele estar en el último lugar y las preocupaciones sobre el desarrollo sostenible solo entran en la ecuación como garantía adicional. En conclusión, hay oportunidades para las marcas que saben innovar como respuesta a estas preocupaciones.

Fuente: XTC World Innovation Panorama, 2016