RECOMIÉNDELES A SUS CLIENTES LLEVAR UN PAN DE NAVIDAD A SUS CELEBRACIONES

Fecha: 

Miércoles, Diciembre 9, 2015

El pan siempre está de moda, su variedad y funcionalidad es tan amplia, que siempre tenemos un lugar para él; desde las primeras horas del día, cuando su consumo es imprescindible para el bienestar diario, hasta en las celebraciones más especiales, en las que renovamos nuestro espíritu y lazos familiares.

La Navidad es una de las celebraciones más importantes del año, cuando nos reunimos alrededor de nuestra familia, de nuestras culturas, de lo que más valoramos y  respetamos. En momentos como estos, también nos encontramos con el pan, que como alimento representa el bienestar y la prosperidad que esperamos que rodeen por siempre a los nuestros. La tradición de llevar un pan a una cena de Navidad o de Año Nuevo trasciende cualquier presente habitual, ya que desde lo simple podemos compartir un sentimiento de abundancia y fraternidad.

Dulce navidad

Las celebraciones que acoge el mundo en la época de Navidad se identifican con un pan ligeramente dulce, con una consistencia que se asemeja más a una torta y con sabor a frutas cítricas y especias. Por supuesto que en cada país las diferencias son importantes y se acentúan de acuerdo con cada región y sus tradiciones. De hecho, existen muchas variedades de esta tradicional presentación que, además de frutas cristalizadas y frutos secos, combina algunas preparaciones que incorporan chocolate.

Aunque el origen de este tipo de pan dulce no es muy preciso, se dice que la receta llego a Italia en el siglo XV, en donde recibió el nombre de panettone. Posteriormente, se extendió por Europa y llego a América. En Chile se prepara con el nombre de pan de Pascual, en Alemania como stollen o pan de Cristo, pero en todos los casos adquiere un toque muy local, que depende de la cantidad de ingredientes utilizados, sobre todo, de frutos secos y mantequilla o grasas agregadas, lo cual, combinado con el azúcar, lo hacen realmente muy especial; el que esperamos degustar en Navidad, una costumbre que cada vez adquiere una mayor presencia en Colombia.

Variaciones del pan dulce

En panes de Navidad son muchas las ideas que podemos aplicar para desarrollar esta categoría de productos, que ya no pueden faltar en las celebraciones. Cada cultura adapta su receta y variaciones, pero, básicamente, son masas hechas con levadura y sabor dulce. Aquí algunas variaciones conocidas y replicadas en otros lugares del mundo.

Verona (Italia)

Pandoro

Pan con una forma de estrella de ocho puntas. No lleva frutas en su interior y se puede rellenar con crema pastelera, chocolate, arequipe o cualquier otro relleno.

Siena (Italia)

Panforte

Torta preparada con harina y miel, a la cual se le han venido agregando uvas pasas, almendras e higos secos, y también especias exóticas, como nuez moscada y pimienta.

Alemania

Stollen

Pan típico alemán cuya forma nos recuerda los panales del Nino Dios recién nacido. Esta doblado por la mitad y es elaborado con abundante grasa, pasas y cascaras de limón y de naranja. Algunas veces se le agrega cerezas.

Destacado:

Los romanos tenían la costumbre de elaborar un pan intensamente dulce, por la adición de miel. Al parecer es la primera referencia histórica de un pan que hoy aun es propio para nuestras celebraciones.